Tareas del hogar

Las tareas del hogar deben ser realizadas entre todas y todos los integrantes de la casa, porque es el espacio en común que todos y todas habitan, disfrutan y ensucian.

Tanto tu hija como tu hijo puede ocuparse de pequeñas tareas, por ejemplo, poner y levantar la mesa, hacer la cama, etc.

Las tareas que realice tu hija o tu hijo no tiene que indicarse en función del genero sino de la edad. Esto quiere decir que no doy la tarea de lavar los pisos a mi hija de siete años porque es nena y le doy la de sacar la basura a mi hijo de 16 por ser varón. Las tareas del hogar no tienen género, no hay tareas para los nenes o las nenas pero si hay tareas en función de las edades, por ejemplo con 3 años pueden guardar los juguetes, con 5 años colaborar en levantar o poner la mesa (sin darle los cuchillos).

Que tu hijo, tu hija colabore en el hogar, le va a permitir valorar y cuidar más las cuestiones hogareñas del orden y de la limpieza.

¿Por qué es importante que tu hijo, que tu hija haga las tareas en el hogar?

Porque estas tareas cotidianas le van a aportar un plus en su desarrollo de habilidades sociales y motoras.

  1. Desarrolla las habilidades motoras.  Por medio de la coordinación ojo mano y el movimiento de agarre de objetos. También se trabaja la prensión y la motricidad fina en algunas tareas.
  2. Estimula la capacidad de colaboración. Por medio de las tareas del hogar haces que tu hijo, que tu hija aprenda a colaborar y se refuerza la pertenencia al grupo y la solidaridad. Entre todos es mejor, se hace más rápido etc.
  3. Fomenta la seguridad en sí mismo, en si misma. Muchas veces el niño la niña decodifica el pedido de los y las adultas responsables de crianza como confianza en lo que pueden hacer.

Hay algunas cosas que podés hacer como mamá para lograr que tu hijo, que tu hija colabore en las tareas de la casa.

  • Enséñale cómo se hace: explícaselo, mostrárselo con el ejemplo: Ahora mírame que mamá te va a mostrar cómo se doblan las medias.
  • Usando la paciencia: Hay tareas que vas a tener que explicarlas más de una vez o que vas a tener que ayudar en su realización hasta que pueda hacer la labor solo o sola.
  • Incorporando las tareas poco a poco: dándole tareas a tu hijo a tu hija de manera gradual y que la dificultad de las tareas sea acorde su edad.

Usa el refuerzo positivo: valora a tu hijo, a tu hija cuando lo hace bien, reforzar ese hacer con frases como: que bueno que ya podes, me siento orgullosa de vos, etc.

También te puede Interesar:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!