¿Qué es un hablante tardío?

¿Cómo me doy cuenta si mi hija o hijo es un hablante tardío?

A un niño, a una niña se la considera hablante tardío cuando hay un retraso en el inicio del lenguaje sin la presencia de algún retraso en el desarrollo o alguna otra discapacidad. Esto significa que no hay causa aparente por la cual el niño o la niña no desarrolla el lenguaje.

¿Cuándo y cómo se detecta que un niño/a es hablante tardío?

Puede identificarse a partir de los 24 meses y se manifiesta con un vocabulario menor a 50 palabras y ausencia de combinación de dos palabras (ej. mama pis). El vocabulario expresivo es inferior al esperado para su edad, dice muchísimas menos palabras que otros niños o niñas de su misma edad.

Estas niñas, estos niños presentan dificultad en la adquisición oral del lenguaje, pero no en la compresión del lenguaje. Muchas veces las madres de los niños, de las niñas que son hablantes tardíos hacen referencia a que: “su hijo lo entiende todo”. “mi hija es re inteligente, no se le escapa una”, etc. Estos niños, estas niñas tampoco

presentan dificultades en el desarrollo motor, cognitivo, sensorial y social.

Muchos niños y niñas que son hablantes tardíos al ingresar a la escuela primaria superan esta dificultad, pero hay algunos niñas y niños que no logran hacerlo. Estas infancias que continúan mostrando dificultades en el desarrollo del lenguaje necesitaran la ayuda de un profesional de la Fonoaudiología. Además es importante que sepas como madre que muchas veces las dificultades en el leguaje luego traen dificultades académicas en la lectoescritura (aparecen problemas en tu hijo, en tu hija al momento de tener que aprender a leer o a escribir).

¿Cuáles son las señales que pueden ponerme en alerta sobre el hecho de que mi hija, mi hijo pueda ser un hablante tardío?

  • Uso excesivo  de gestos  que compensan la falta de lenguaje oral para expresarse.
  • Uso limitado de los sonidos del lenguaje. Presentan un repertorio muy reducido de fonemas consonánticos, donde predominan las vocales y consonantes primitivas (m, n, t, p).
  • Antecedentes familiares de personas que comenzaron a hablar tarde o tuvieron dificultades en el lenguaje.

 

Es importante que como madre puedas consultar ante la duda de si tu hijo o tu hija es hablante tardío con el pediatra o la pediatra que lo atiende. Recordá que las intervenciones a tiempo son las más eficaces.

También te puede Interesar:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!