¿Cómo hacer para quitar el chupete a mi hijo?

Las 2 mejores claves para quitar el chupete 

El chupete es un asistente de la maternidad muy cuestionado, que despierta amores y odios, ya que genera posturas encontradas entre las mamás: Hay madres que lo recomiendan y otras que lo prohíben.

El chupete muchas veces es un asistente en la tarea de maternar, ya que aquella madre que le ofrezca el chupete a su hijo lo hace para tranquilizarlo.

El chupete es un “calmante”, porque el succionar tranquiliza, apacigua, acompaña al niño en las esperas y en la conciliación del sueño. Aunque también puede ocupar ese lugar de “calmante” el dedo y/o el pezón materno.

Respecto a la pregunta ¿le doy o no el chupete a mi hijo?, cada mama hará lo que sienta que es mejor basándose en lo que le indique su pediatra, en lo que aprendió en la crianza que tuvo como hija, en los consejos que reciba, en los artículos que lea sobre el tema y en lo que sienta según su intuición materna (esa voz interna que le indica el sí o el no a algo).

Es importante saber que en el camino de maternar, mientras la madre hace: Experimenta, construye un proceso de ensayo y error y aprende que es lo mejor para ese hijo. Como mamá prueba opciones en función de lo que es sano y útil y de ese modo elige qué hacer y sostener como pauta de crianza.

Tips para sacar el chupete de forma saludable

La forma más saludable para que tu hijo deje de usar el chupete es la del respeto por sus tiempos.

Como mamá tendrás que acompañarlo para que pueda dejar de usar el chupete y la clave para lograrlo será: poner palabras en ese proceso, sin prohibirle su uso, por ejemplo:

  • Si tu hijo por las noches usa el chupete cuando se quede dormido se lo quitamos y lo ponemos en la mesita de luz.  Cuando despierte si lo pide se lo daremos, sino no lo ofrecemos. Y acompañamos con la palabra lo que está pasando y logrando: “Qué bueno que anoche dormiste sin chupete”, “Ahora que estas más grande ya no necesitas tanto el chupete”, “Me pone muy contenta que ya no uses el chupete”.
  • En caso de que tu hijo use el chupete para dormir, al momento que quiera descansar vamos a anticiparle con la palabra lo que vamos a hacer, por ejemplo:  “Yo sé que te gusta usar el chupete para dormir pero hoy vamos a probar de dormir primero con un upa de mamá y una canción”, esperas un ratito y si no logra dormirse  le das el chupete sabiendo que al día siguiente repetirás la acción haciendo que ese momento sea más largo.

Estas formas de maternar permiten que tu hijo pueda ir dejado el chupete de manera paulatina y con sostén materno, construyendo así una crianza respetuosa.

¿Hasta qué edad mi hijo puede usar el chupete?

En caso de que como mamá elijas que tu hijo use el chupete, es importante que sepas que al igual que la succión del dedo, es algo temporal, es para los primeros tiempos de la crianza y que luego debe dejar de usarlo.

De ser posible, el niño antes de los dos años ya no tendría que usar el chupete.

Video Recomendando. Seguí el enlace:

Claves para ser una buena madre

También te puede Interesar:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!